La casa

La Casa del Arte surge como consecuencia de una pasión por la hospitalidad y por conocer a nuevas personas, provenientes de todas partes del mundo.

Es un proyecto que se ha ido consolidando poco a poco, con cariño y sobre todo, escuchando los deseos de los clientes.

No somos perfectos, por eso trabajamos día a día para ir mejorando nuestros servicios. Somos personas que queremos tratar con personas, porque esa es la base del enriquecimiento humano.